Feminazismo en el Islam

Para todo lo que es importante y urgente
Cienxcien_Viril
Mensajes: 61
Registrado: Sab Mar 12, 2011 9:48 pm

Feminazismo en el Islam

Mensajepor Cienxcien_Viril » Mar Jul 12, 2011 6:28 pm

Feminazismo en el Islam.
(Lo que las feministas y sus lacayos ocultan)

Dos hombres acusados de adulterio mueren lapidados en Irán
Dos hombres condenados por adulterio han sido lapidados hasta la muerte en el nordeste de Irán mientras un tercero ha logrado escapar, aseguró un portavoz iraní.

http://www.larazon.es/noticia/dos-hombr ... os-en-iran

Ali Reza Jamshidi aseguró que las lapidaciones ocurrieron en la ciudad de Mashhad a finales de diciembre pero no proporcionó los nombres.

Según la ley Islámica, el adulterio puede ser castigado con lapidación pero este tipo de sentencias no es frecuente.

El hombre suele ser enterrado hasta la cintura y una mujer hasta el cuello. Los que ejecutan la sentencia tiran piedras hasta que la persona muere.

Si el condenado consigue escapar del agujero, será libre.


Artículo de Opinión –personal- sobre esta noticia
Esta noticia es tan sólo un ejemplo más de la perfecta organización –aunque algo debió fallarles mínimamente en esta ocasión- del régimen feminista, cuya habilidad para ocultar los sucesos que no le conviene que salgan a la luz pública es cada día más digna de alabanza. La magnificencia de dicho régimen (sí, eso es lo que es verdaderamente, un régimen censor, y no un movimiento igualitario y “bondadoso” como nos venden a todas horas) es tal, que está presente también –más de lo que uno podría llegar a imaginarse si hace caso a las informaciones sesgadas de les medios de comunicación feminazis occidentales- en el Islam.

Por descontado, este tipo de lapidaciones, es decir, las sufridas por varones, son las que se apresuran a silenciar e intentan no difundir jamás –a veces, como en este caso, se les cuela algo de ‘puntillas’-. De hecho, es extrañísimo, casi un milagro, diría yo, que ésta noticia llegase a publicarse en el periódico La razón. Algo debió fallar en el ‘filtro’ hembrista que acostumbra a no dejar pasar este tipo de información. Eso sí, el tratamiento de la misma es muy diferente al que hubiese tenido lugar si las lapidadas fueran mujeres. Incluso se apresuran a decir que este tipo de sentencias no son frecuentes (nótese que no especifican si no es fecuente que se cometa contra hombres, o contra mujeres, o contra nadie en general). Sea como fuere, su intención no es otra que crear un mensaje ambiguo, contribuyendo así a crear la sensación de que estas dos lapidaciones son un mal menor, un hecho aislado.

Asimismo, cuando se habla de la gran labor de los medios de comunicación por silenciar las tropelías hembristas, censurando -o, como mínimo, sesgando- toda publicación que pueda ser perjudicial para sostener esa gran mentira de que las mujeres son las principales víctimas de todos los males del mundo, y que éstos se deben exclusivamente a los malvados hombres que tanto las oprimen, debería destacarse en primer lugar a los auténticos “motores” que permiten la consolidación –y, con el control que ejercen sobre los medios de comunicación, también la difusión- de esta tiranía de género, que no tiene parangón histórico alguno (ni siquiera el régimen nazi, o el régimen soviético alcanzaron en su día un poder y una capacidad de control sobre la población tan grandes). Me estoy refiriendo, como no, a organizaciones mafiosas –la mafia rusa o la siciliana son unos principiantes en comparación con éstos- como UNIFEM (Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer), o la nueva ONU-MUJERES dirigida por la ex presidenta de Chile, Michelle Bachellet, cuya nueva asesora pasará ser próximamente la ex ministra de “igualdad” de España, Bibiana Aído, famosa por impulsar una ley contra la supuesta “violencia de género”, que, fundamentalmente, sirve para encarcelar a hombres inocentes si la mujer de turno así lo desea.

Como era de esperar, ninguna de estas organizaciones –y otras similares, como el Instituto Europeo de Género, o los miles de Institutos Estatales y regionales de la Mujer, Observatorios y demás morralla- alzan la voz ante hechos como las lapidaciones a varones en Oriente; como tampoco lo hacen con los asesinatos cometidos por mujeres a hombres (muy al contrario, suelen justificarlos), ni destinan miles y miles de millones a ningún estudio relacionado con enfermedades específicas de los varones, como el cáncer de próstata, por ejemplo, mientras que sí lo hacen con aquellas específicas de las mujeres, como es el caso del cáncer de mama, con Día Internacional incluido dedicado a éste, como no podía ser de otra forma.

¿Para qué?, deben pensar. La vida de los varones, al fin y al cabo, es secundaria…O terciaria. Sólo son necesarios para realizar las tareas más complejas y pesadas y ser unos siervos de sus “abejas reinas”. Eso creen y defienden las organizaciones anteriormente citadas. Y una cantidad nada desdeñable de políticos corruptos, arrastrados e indignos de ser considerados como hombres, que se venden al mejor postor ante dichas instituciones y comisiones de derechos humanos –o de derechos de las mujeres, mejor dicho, pues son los únicos que defienden en realidad- parecen empeñados en darles la razón.

En conclusión, con el tema de las lapidaciones en el Islam pasa exactamente lo mismo que con todos los temas relacionados con el “género” – ¡cuánto mal está haciendo esta palabra!-: se le da muchísima más importancia si las víctimas son mujeres.

VLO
Mensajes: 285
Registrado: Lun Abr 30, 2007 3:19 pm

Recuerdo, que antes de la invasión de Afganistan,

Mensajepor VLO » Mié Jul 13, 2011 6:07 pm

nos estuvieron dando la lata , durante cinco o más años, sobre la penosa situación de las mujeres, poniendo especial énfasis en la obligatoriedad del uso del burka. Casi todos los días teníamos algo sobre el burka y muchos días nos daban la paliza a la mañana, a la tarde y a la noche- Estoy convencido de que la mayor parte del problema entre los países árabes y los occidentales se debe a la feroz e insistente propaganda hembrista, que lleva ya unos cuarenta años.
Pues, bueno, resulta que el mismo día de la invasión o el siguiente, me entero de que los hombre estaban obligados a llevar una barba negra hasta el pecho.
Posteriormente, no he vuelto a oir nada sobre la obligación de llevar barba, pero nos siguen dando la tabarra con el burka.
Y en relación a la lapidación de hombres, en algunos foros de periódicos que lo he puesto, me han contestado que es mentira, que los árabes sólo lapidan a las mujeres.
En España somos ten ceporros, que la mayor parte de la gente piensa que no hay censura, cuando la censura actual, y lo sabemos unos pocos, es muy superior a la franquista.
Ayer mismo me banearon en otro periódico, pero no importa, ya estoy acostumbrado.
Jirafa en el desierto

Cienxcien_Viril
Mensajes: 61
Registrado: Sab Mar 12, 2011 9:48 pm

Re: Feminazismo en el Islam

Mensajepor Cienxcien_Viril » Vie Jul 15, 2011 10:43 pm

Eso es lo que contestan siempre las y los feministas: "Es mentira. No puede ser. Las únicas víctimas son mujeres."
Da igual que se lo argumentes bien y que les aportes datos objetivos; tienen un lavado cerebral del "copón".

Podría hacerse un símil entre el mito de la cueva de Platón y la cueva feminista donde se encuentran presos la gran mayoría de hombres. No consiguen ver más que las sombras -en este caso mentiras y más mentiras- de las mujeres y, cuando algun varón que, milagrosamente, ha conseguido liberarse de las cadenas feministas, acude a rescatarlos, le toman por loco.

Francamente, estoy desesperado. No sé cómo narices vamos a ganar esta guerra si apenas disponemos de soldados; es más, los que deberían estar con nosotros resulta que forman parte del ejército enemigo, convencidos, los muy ingenuos, de que están haciendo lo correcto.

Si a eso le unimos la censura que tú comentas, lo tenemos bien jodido. Pero, al menos yo, no me pienso rendir. Prefiero morir combatiendo que ser un siervo del régimen hembrista.


Volver a “Noticias Urgentes”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados